21 jul. 2015

1992- VERSUS - Jose María Polls y Beroy



 En los primeros trabajos de Beroy, como “Doctor Mabuse”, “999” o “Ajeno”, su vigoroso estilo narrativo, la sugerente presencia de elementos sobrenaturales o el atractivo del marco en que se desarrollaban las narraciones, soportaban de manera heroica argumentos y guiones que se tambaleaban ante la ausencia de un aspecto fundamental: la adecuada construcción de personajes. Por fin, en “Versus”, Beroy encuentra en Jose María Polls aquello que necesitaba.

A lo largo de las cuatro historias que conforman esta colaboración desfilan unos seres que, aunque extremos, resultan creíbles: sólidos, apasionados, con una gran vida emocional, que en pocos trazos y unas cuantas frases quedan bien delimitados. Son caracteres de los que podemos adivinar su pasado y sus motivaciones. Polls, ya fogueado en el campo de las historias cortas (recordemos sus series “Fronteras” o “MacBeth” en Cimoc, con dibujos de su hermano Esteve) nos propone una serie de relatos cortos con final incierto en los que los personajes, con un pasado rebosante de odios y frustraciones, se ven empujados, voluntariamente o no, a participar en duelos de muy diversa índole. Todos ellos rebosan rencores y obsesiones que desembocan en locura y violencia.

Beroy sigue demostrando su versatilidad en la composición de página y viñeta, así como el manejo del color, utilizado para crear atmósferas y apoyar el tono emocional de la historia. A destacar de manera especial su capacidad de ambientación de cada una de las aventuras: desde el marco submarino de “Tocando Fondo” hasta el agobiante comedor de lujo en “Buen Provecho” pasando por una recreación de “road-movie” en “Memoria Ciega” o el húmedo ambiente fluvial de “El Número de la Suerte”. Ajustándose al tono enfermizo y demente de los protagonistas, modifica su trazo, retorciéndolo, distorsionando planos y desencajando facciones, cubriéndolo todo de una pátina surrealista que acentúa y potencia la transmisión de emociones al lector.

En resumen, historias entretenidas, sin grandes complicaciones, pero excelentemente ejecutadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario