5 sept. 2019

1989- BEACH BOYS – Ralf König


Sobre la figura y trayectoria inicial del autor alemán Ralf Köenig ya he hablado con cierto detalle en otras entradas (“El Condón Asesino”, “Lisístrata”, “El Hombre Deseado”). Independientemente de lo explícito o comedido que sea con las escenas sexuales, el núcleo temático de casi todos sus comics suelen ser las relaciones, estables o efímeras, sentimentales o carnales (o todo ello a la vez) entre los miembros de la comunidad gay alemana (concretamente de Colonia) y de ésta con el mundo heterosexual. A veces, esa exploración se focaliza en una sola pareja y su entorno (“El Hombre Deseado”), lo que da mayor espacio para construir, matizar y desarrollar a los personajes. Y en otras ocasiones, como la que ahora nos ocupa, el autor elige una visión panorámica con la que cubrir un mayor rango de situaciones y caracteres.

3 sept. 2019

LOS CUATRO FANTÁSTICOS EN LOS SESENTA (16)


(Viene de la entrada anterior)

La historia de los Inhumanos que antecedió a la Trilogía de Galactus y la de la Pantera Negra que vino a continuación, tienen un origen común. En el momento en el que Kirby estaba dibujando el ciclo de los Inhumanos, toda la industria del comic trataba por todos los medios de explotar el gran acontecimiento de la cultura popular que estaba teniendo lugar en la televisión. La cadena televisiva ABC hacía mucho tiempo que poseía los derechos sobre el Batman de DC y se acababa de saber que en lugar de adaptar sus aventuras como una serie de dibujos animados, William Dozier iba a producir un programa de imagen real. Los editores estaban aturdidos, expectantes: ¿Qué pasaría si la serie resultaba ser un éxito? Tal y como fueron las cosas, no fue un éxito, sino toda una locura.

29 ago. 2019

2001- DAREDEVIL - Brian Michael Bendis y otros (3)


(Viene de la entrada anterior)

“Lugarteniente” concluía con Silke, quien, habiendo escapado de la “limpieza” efectuada por Vanessa Fisk y en un intento desesperado de conseguir un trato con el FBI que asegure su protección, revela a dos agentes que Daredevil es en realidad el abogado ciego Matt Murdock. Esto enlaza con el primer capítulo del siguiente arco argumental, “A La Vista” (nº 32-37), del que Daredevil está ausente aun cuando su espíritu sobrevuele continuamente la trama mientras los agentes discuten la veracidad o no de la información que tienen. Aunque al final deciden apartar el asunto, uno de los agentes, necesitado de dinero, acaba filtrando la noticia al Daily Globe, que lo lleva a la portada.

26 ago. 2019

1980- MASQUEROUGE - Patrick Cothias y Andre Juillard



El parisino André Juillard es uno de los artistas de comic más importantes del medio. En su juventud asistió a la Escuela Superior Nacional de Artes Decorativas y recibió clases de Jean-Claude Mézières y Jean Giraud antes de iniciar su carrera profesional como ilustrador para la revista infantil “Formule 1” en 1974, empezando a realizar también historietas diversas para varias publicaciones. Su primer comic histórico, “Bohémond de Saint-Gilles”, con guiones de Claude Verrien primero y de Pierre Marin después, aparece en esa misma revista en 1976. Tras iniciar otras series (“Isabelle Fantouri”, “Les Cathares”) y aportar diversas historias cortas, abandona la editorial Fleurus y comienza a colaborar con otra cabecera juvenil “Pif Gadget”. Es aquí donde se encontrará con Patrick Cothias.

Cothias estudió Filosofía antes de decidir que su verdadera pasión eran los comics. Al principio se centró en el dibujo y llegó a recibir un premio por su estilo realista, pero finalmente se centró en los guiones, creando en 1975 su primera serie, “Sandberg”, ilustrada por el español Alfonso Font. Cinco años después, crea en colaboración con Juillard al aventurero enmascarado Masquerouge, cuyas aventuras aparecerán en “Pif Gadget” desde 1980 a 1982.

23 ago. 2019

1984- FERIA DE MONSTRUOS – Bruce Jones y Bernie Wrightson


No se puede hablar de comics de terror sin mencionar a Bernie Wrightson, uno de los grandes maestros del género y artista inmensamente influyente en el medio. Ya hablé en otra entrada anterior sobre sus orígenes y el imprescindible trabajo que realizó para las publicaciones de la editorial Warren a mediados de los setenta. Se hizo también un gran nombre como ilustrador con diversos portafolios y su famoso aunque escasamente rentable trabajo en el Studio junto a Barry Windsor-Smith, Mike Kaluta y Bruce Jones. El mundo del cine también reclamó su talento. La vanguardista película de animación “Heavy Metal” (1981) incluyó como uno de sus capítulos una de sus historietas del “Capitán Sternn” y Stephen King contó con él para adaptar a las viñetas la película “Creepshow” (1982).

19 ago. 2019

2001- DAREDEVIL - Brian Michael Bendis y varios (2)


(Viene de la entrada anterior)

Brian Michael Bendis empezó su etapa en “Daredevil” con el arco argumental “Despierta”, en el que el superhéroe era más bien una figura tangencial en una historia que se sustentaba sobre todo en los diálogos. “Lugarteniente” (nº 26-31) supone el auténtico arranque de esta época, una de las más longevas e importantes en la larga trayectoria del personaje.

18 ago. 2019

2004- OCEAN – Warren Ellis y Chris Sprouse


El Universo es enorme, inmenso, hasta el punto de que es muy, pero que muy difícil, hacerse una idea cabal de las dimensiones de nuestro propio Sistema Solar. La gran mayoría de la ciencia ficción situada en el espacio ha tendido a alejarse mucho de la Tierra, explorando el resto de la Vía Láctea o incluso otras galaxias, contactando con alienígenas venidos de lejanísimos planetas o construyendo exóticos pero inverosímiles imperios galácticos.

Lo cierto es, sin embargo, que lo más probable es que permanezcamos durante mucho tiempo atados a nuestro vecindario más próximo. Y, aún así, desconocemos tanto… La Ciencia nos permite deducir muchas cosas a partir de las observaciones y mediciones efectuadas por telescopios y sondas, pero la mayor parte del conocimiento, de los misterios y las maravillas aún están ahí, esperando a que llegue el primer representante de nuestra especie para servir de testigo. Aunque es posible que, como nos cuenta Warren Ellis en “Ocean”, la curiosidad nos pueda costar muy cara…