10 jul. 2015

1986 - 999 - Jose María Beroy


A la vista de la buena acogida que tuvo su primer trabajo, “Doctor Mabuse”, Jose María Beroy se propone acometer la segunda parte de la obra. El editor Josep Toutain, descubridor del joven artista e impulsor inicial de su carrera profesional, no está de acuerdo y le pide algo diferente. La división entre lo que Beroy desea y lo que comercialmente se le exige, da como resultado una obra irregular, arrastrando iconografía y temas ya explotados en “Mabuse” y reciclados para la ocasión en un ejercicio de quiero-y-no-puedo.

“999” es una historia que narra los sucesos que preceden y acompañan al fin del mundo y la humanidad desde un punto de vista bíblico. El relato se desarrolla en dos frentes: por un lado el descubrimiento de una misteriosa e inquietante estatua femenina en un futuro cercano; por otro una serie de flashbacks irregularmente introducidos en la línea argumental principal, centrados en el origen medieval de la escultura, llave de la venida de Lucifer.

Hacia la mitad del álbum la coherencia y orden de la obra empiezan a resquebrajarse, los sucesos se amontonan unos tras otros sin que exista un núcleo subyacente que actúe como nexo de unión. Además, la falta de un personaje central de peso (el periodista que parecía destinado a cumplir dicho papel muere al poco de empezar, su amigo es retirado de la acción poco después y el sacerdote nunca llega a tener demasiada relevancia) provoca el distanciamiento creciente del lector. Un final alocado y sin sustancia confirma la sensación de que el autor no tenía muy clara la estructura de la obra antes de empezar su ejecución y, por tanto, iba cambiando su nebulosa concepción inicial añadiendo elementos e ideas a medida que avanzaba.

El apartado gráfico tampoco se encuentra a la altura de “Dr.Mabuse”, siguiendo demasiado de cerca el estilo visual desarrollado en aquella obra, utilizado aquí sin el mismo sentido narrativo y no logrando una resolución gráfica tan perfeccionada, ni en dibujo ni en planificación.

En resumen, un proyecto excesivamente ambicioso e irregularmente rematado, probablemente por falta de identificación con el tema, pese a ser, ya en aquella temprana fecha, uno de los autores de más talento del panorama nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario